Lo más nuevo en arquitectura de oficinas modernas

Con el paso del tiempo, cada vez son más las personas, tanto empleados como empleadores, que han descubierto y comprobado la importancia de contar con espacios de trabajo optimizados para lograr un mejor ambiente y como consecuencia, una mayor productividad.

La arquitectura de oficinas modernas se encarga precisamente de eso: de la creación de espacios de trabajo ideales para alcanzar los objetivos de cada organización en específico. Al respecto, aquí te presentamos las 5 características que están marcando tendencia

1.- Espacioso y bien iluminado

Estas dos características no son propias de la arquitectura de oficinas modernas, pero no por ello deben obviarse o descuidarse. El ser humano necesita espacio y buena iluminación para desarrollar su creatividad, por lo que contar con cristaleras y elementos ligeros cuyo peso visual sea poco, son una tendencia hoy día.

2.- El color y su importancia

El color influye sobre nosotros, tanto para bien o para mal. Usar colores discretos o muy notorios debe depender de lo que se busca provocar en los trabajadores, ¿y por qué no decirlo? En los visitantes.

En términos generales, las oficinas oscuras y serias han ido desapareciendo para dar espacio a áreas más coloridas que nos ayudan a ser más creativos y generar mejores ambientes de trabajo.

3.- Combinación de trabajo y hogar

generar-mejores-ambientes-de-trabajoLas necesidades de trabajo como la vida misma, han ido evolucionando con el pasar de los años. Dicho lo anterior, es importante apostar por horarios flexibles que le permitan al empleado combinar de la mejor manera posible el trabajo con su vida personal. Este equilibrio debe reflejarse también en el diseño de las oficinas.

4.- Áreas compartidas y multifuncionales

Cada año, cada día y cada segundo, es más importante aprovechar el espacio al máximo. Por eso, una de las principales tendencias en cuanto a la arquitectura de oficinas modernas se refiere, es la creación de zonas polivalentes.

Lo anterior significa, que se busca tener en una misma área un espacio de coworking, donde puedan realizarse tareas en equipo y compartir conocimientos de manera fácil y rápida. Además, que ese mismo lugar sirva como área de descanso, contando con espacio para leer o jugar un poco entre tarea y tarea, y de esta forma relajar un poco la mente y poder volver al trabajo con energías renovadas no sólo mental, sino también físicamente.

5.- Estar más cerca con la naturaleza

Estar rodeado de la naturaleza siempre nos transmite paz y tranquilidad, ayudándonos a reducir el estrés y por consecuencia sentirnos mejor. La arquitectura de oficinas modernas debe y está consciente de esto, por lo que no son raros los casos cuando el espacio de trabajo se encuentra en un jardín exterior o, en su defecto, en un interior con una buena cantidad de vegetación.

De acuerdo a expertos en la materia, un diseño adecuado del espacio de trabajo, junto a una óptima gestión y un apropiado mantenimiento puede aumentar hasta en un 20% la productividad de las compañías. Evidentemente cada caso es especial, pero vale la pena intentar, ¿no crees?