Tips para la Decoración de Oficinas Pequeñas

Si lo tuyo es más pensar en la productividad que en cualquier otra cosa quizás hasta un tanto “banal”, permíteme decirte que la decoración es mucho más que sólo tener todo “muy bonito”.

La decoración de oficinas pequeñas, grandes, escritorios, cubículos, en fin, de nuestra área de trabajo, es muy importante para distintos factores, como por ejemplo reducir nuestros niveles de estrés y elevar nuestra moral, teniendo como consecuencias inmediatas el aumento de nuestro rendimiento y con ello, la productividad.

En realidad existen muchas técnicas que pueden ayudarnos a hacer de nuestro espacio de trabajo, sin importar su tamaño, uno más “visualmente atractivo” tanto para los demás como para nosotros mismos.

Pero en esta ocasión y como el título lo indica, nos concentramos en unos cuantos tips para ayudarte en la decoración de oficinas pequeñas, pues aunque el espacio sea poco, es posible hacerlo funcional, acogedor, cómodo y confortable al mismo tiempo.

Lo primero a tomar en cuenta es el espacio. Y debido a que en este caso es poco, hay que comenzar por maximizando el ambiente de trabajo. ¿Cómo? Organizando todo.

la-pantalla-de-computadora-es-tambien-parte-de-tu-zona-de-trabajoPara esto, habrá que tomar en cuenta no sólo el largo y ancho de nuestra mesa o cubículo, sino también el alto y la profundidad. Así mismo y en caso de ser posible, es importante tener un escritorio con varios cajones, para poder mantener bien guardados y a la mano no sólo documentos importantes, sino también objetos de uso diario; con 4 deberíamos poder salir bien librados.

Una idea que quizás deberías considerar es la de contar con un par de bandejas encima de tu escritorio. La idea es apilar en una de ellas los papeles pendientes y en otra los que ya has revisado y terminado. De esta forma podrás monitorear fácilmente tu avance, al mismo tiempo que mantienes tu oficina organizada.

Otro tip, es mantener siempre los lápices, plumas, plumones y demás objetos para escribir, en un lapicero o una taza alusiva a algo que te guste.

lo-primero-a-tomar-en-cuenta-es-el-espacioHasta aquí, quizás podría parecer que nada tiene que ver con la decoración, pero al contrario: tiene todo que ver. Al estar hablando de la decoración de oficinas pequeñas, tener todo ordenado es la mejor base para ahora sí comenzar a poner todo “bien bonito”.

Lo más importante al momento de la decoración, es darle el toque personal. Que tu espacio de trabajo hable de ti. Tener a la vista uno o más objetos decorativos personales (cuidando siempre que sean pequeños y de buen gusto), harán que te sientas más a gusto en tu oficina.

La pantalla de computadora es también parte de tu zona de trabajo, por lo que saturarla con fotos e imágenes exageradas, no es muy recomendable que digamos.

Conseguir una planta para darle un toque natural a tu escritorio es una buena idea. No sólo se verá bien, sino que en momentos de estrés, dedicarle unos minutos a su cuidado seguro te relajará un poco.

De ser posible, evita las paredes blancas, pues se trata de un color que, en el trabajo, suele provocar estrés. Si esta en tus manos, optar por tonos claros y suaves, te ayudarán a estimular tu creatividad, pero sin estrés. Si piensas decorar la pared con un reloj, un cuadro o algo más, trata que vaya con el tono del muro, para que así no sea mucho el contraste en lugar de sólo decorar, termine por distraer.